El propósito de la Educación

El propósito de la educación es…

0

No empezar de cero. Aprovechar los caminos que otros abrieron, las señales que dejaron alertando de peligros o indicando zonas de disfrute. Ver más allá por estar sobre hombros de gigantes. Revivir siglos enteros de progreso en unos pocos años. Llegar en ascensor al último piso de la torre y poder plantar nuestro propio peldaño.

1

No estar solo. Aprender con otros y de otros. Tener agujetas en nuestras neuronas espejo, escarmentando en carne ajena y disfrutando como propios triunfos de compañeros. Que la soledad sea elegida, no forzada.

2

Saber ponernos en la piel del de enfrente. Tener la capacidad para ver las cosas desde puntos de vista con los que no estamos de acuerdo. Respetar a quien discrepa, aunque sus opiniones no sean respetables. Dudar. Alegrarte con las diferencias, porque son las que dan sabor a la vida.

3

Poder vivir en sociedad. Comprender por qué el bien común siempre termina redundando en el bien propio (lo contrario, a pesar de Adam Smith, ya sabemos que no es cierto). Entender nuestros derechos y nuestros deberes para poder disfrutar de la vida con los demás. Ser compañía y no multitud.

 


 

Lograr todo esto para todos los miembros de la sociedad empleando una cantidad de años similar es prácticamente irrealizable. Como si de un dilema fantástico se tratara, parece que solamente se pudieran lograr dos de tres: todos los propósitos / todas las personas / en el mismo tiempo.

Así, hay quienes pretenden resolver este problema proponiendo que la educación sea especializada (todos los propósitos en el mismo tiempo, pero no para todas las personas) o quienes proponen una educación de mínimos (no todos los propósitos, pero sí para todas las personas al mismo tiempo). De los tres factores, solamente los dos primeros (propósitos y personas) son fundamentales. El tercero, el tiempo, responde solamente a una necesidad organizativa, burocrática, de gestión. La educación que viene debería ser lo suficientemente inteligente como para poder ofrecer todo lo que se espera de ella a todas las personas con independencia del tiempo y el lugar.

¿Estamos dispuestos como sociedad a apostar por una educación así? Si no es un esfuerzo de todos, seguirán disfrutando de la educación solamente aquellos que cayeron en la casilla adecuada.


Esta es una entrada para la iniciativa #500palabras dentro de #PurposedES. Aquí tienes otras entradas muy interesantes:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Trackbacks/Pingbacks

  1. El propósito de la educación. Purpos/ed [Es] « Antes de las cenizas - 06. Abr, 2011

    […] de cero. No estar solo. Saber ponernos en la piel del de enfrente. Poder vivir en sociedad. (http://blog.catedratelefonica.deusto.es/el-proposito-de-la-educacion/) Creo, con todos mis respetos a sus autores, que estas reflexiones no son más que una […]

  2. Mis 500 palabras para la iniciativa Purposed[ES] | Nuevas Tecnologías para la Educación - 28. May, 2011

    […] unas cuantas semanas, cuando arrancó la iniciativa, no la entendí muy bien y escribí esta entrada en el blog con la que sigo estando de acuerdo, pero que no se centra en lo que “500 palabras” […]

Dejar un Comentario