De los libros de texto al aprendizaje on-line

La base fundamental  para el aprendizaje y desarrollo  a lo largo de la historia han sido los libros. Pero los libros han ido cambiando constantemente. Han pasado de ser un conjunto de folios en blanco y negro que contenían tediosa teoría, a ofrecerse con contenidos audiovisuales a través de las nuevas tecnologías e Internet.  Pero, ¿esto quiere decir que vayan a desaparecer los libros tal y como los conocemos hasta hoy?

Cuando en el colegio me pedían que buscase información sobre algo, acudía a los grandes libros de la enciclopedia de mi padre, o en su defecto, en la ‘novedosa’ enciclopedia Encarta. Aquel fue el primer contacto que vi entre el aprendizaje y las nuevas tecnologías. Desde entonces siempre buscaba en ella  hasta que llegó Internet y lo cambió todo. En Internet encontraba información de todo tipo sin la necesidad de buscar mucho.

Actualmente, cuando los profesores les mandan a sus alumnos buscar información sobre algo, lo buscan en Wikipedia.Pero todo el contenido de Wikipedia en particular e Internet en general no es veraz. Internet está lleno de informaciones falsas.

Por otro lado, con las nuevas tecnologías han llegado nuevos métodos de enseñanza que permiten un aprendizaje de mayor calidad y que quizá al alumno le supone menos esfuerzo. Internet ofrece información instantáneamente al usuario que de ninguna otra forma se podría ofrecer. Existen libros de texto digitalizados, enciclopedias, contenidos audiovisuales o manuales realmente útiles para el aprendizaje y que, de no existir Internet, sería imposible  acceder a ellos físicamente.

Ante esta tesitura, está claro que deben ser las escuelas las que deben guiar a los alumnos acercándoles poco a poco a las nuevas tecnologías pero advirtiendo que todo lo que aparece en Internet no es veraz.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Un Comentario para “De los libros de texto al aprendizaje on-line”

  1. Yo no creo que vayan a desaparecer los clásicos libros de texto. Hay demasiados intereses editoriales de por medio.

    Lo que si que opino es que las editoriales deben ponerse las pilas e incorporar más material complementario online de forma que si se hace la transición a trabajar con ordenadores en casa no queden desplazadas por empresas editoriales nuevas más innovadoras

    [Reply]

Dejar un Comentario